in

Perú destina más de S/442 millones en compras sin competencia para Covid-19

Contratos sin competencia con riesgo de corrupción, falta de transparencia y sobrecostos en las compras públicas.

El Estado ha emitido un total de 27 normas legales que regulan las contrataciones públicas durante la emergencia por la pandemia. Sin embargo, las normas señalan que la mayoría de estas adquisiciones podrán realizarse a través de contrataciones directas, una modalidad riesgosa de corrupción. El análisis realizado determina que hasta el momento se han realizado compras directas por S/243 millones (US$75 millones). Este reportaje forma parte de una investigación regional, liderada por la red de Periodistas de América Latina para la Transparencia y la Anticorrupción.

La modalidad de contratación directa, según la normativa de emergencia, podrá utilizarse en la compra de mascarillas textiles y pruebas de Covid-19; en la adquisición de dispositivos electrónicos y servicios de Internet para las clases no presenciales; en el equipamiento de hospitales provisionales; y en el alojamiento de peruanos repatriados desde el extranjero y de aquellos desplazados forzosos al interior del país.

Las normas analizadas para este reportaje, que fueron emitidas entre el pasado 11 de marzo y el 27 de abril por el Poder Ejecutivo, precisan que los procesos antes descritos podrán realizarse en el marco de “la normativa que regula la contratación directa”. La Ley de Contrataciones del Estado señala que esta modalidad puede usarse, entre otros motivos, ante “emergencias […] declaradas por el ente rector del sistema nacional de salud”.

En nuestro país, el gobierno de Martín Vizcarra ha emitido dos decretos que cumplen con la situación prevista en la Ley de Contrataciones, y que permiten a las entidades contratar directamente a un determinado postor, de manera excepcional. El pasado 11 de marzo, el presidente declaró Emergencia Sanitaria a nivel nacional; mientras que el 15 del mismo mes, la Presidencia del Consejo de Ministros anunció el inicio de la Emergencia Nacional.

Durante una emergencia, los gobiernos abren las puertas a las contrataciones directas y con ellas al riesgo de corrupción. Como muchos países de América Latina ante el Covid-19, el Gobierno peruano ha emitido 27 normas legales que regulan las compras públicas. Luego de analizar estos documentos, más de S/442 millones (US$138 millones) podrán utilizarse en contrataciones directas; es decir, en procesos sin competencia y que son riesgosos de corrupción.

What do you think?

Written by Matador.pe

Hola Matador@, bienvenido(a), nuestro propósito es desenmascarar la corrupción y transmitir la verdad a los ciudadanos, con artículos de gran valor y sobre todo, denuncias que se realizan por nuestros propios seguidores.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

España opta por el aliento virtual en el reinicio de La Liga

Constructora vinculada a mafia de cartas fianzas gana obra por S/.90 millones